USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Uso eficiente de la energía para tiendas de comestibles y artículos varios

Mientras que el sector de venta de alimentos comparte muchos de los temas relacionados con la energía que se observa en otros sectores comerciales, tales como iluminación, calefacción y refrigeración, artefactos eléctricos, etc., lo que lo caracteriza es su elevada dependencia de la refrigeración. Por esa razón hemos dedicado esta página para hablar de las formas que permiten mejorar el uso eficiente de la energía en sistemas de refrigeración comercial.

Para ahorrar energía mientras se utiliza un equipo más grande, como sistemas de refrigeración, bombas de calefacción, motores, calderas, hornos y turbinas, vea la hoja de datos técnicos para equipos de ENERGY STAR, y considere la posibilidad de adquirir productos con la etiqueta ENERGY STAR.

Ya sea que tenga un supermercado, una tienda de comestibles o una de artículos varios, sabe que la refrigeración consume mucha energía y que eso se traduce a altos costos en la factura. Por esa razón es importante que sus sistemas de refrigeración tengan un buen mantenimiento, además de conocer la multiplicidad de opciones para la eficiencia energética, que hoy están disponibles en el mercado actual más eficiente en ese sentido.

La eficiencia en el uso de la energía se puede aplicar a todo tipo de equipos de refrigeración, como refrigeradores y congeladores de acceso directo, de cámara y bajo el mostrador, así como también una gran variedad de cajas de almacenamiento y exhibición para alimentos y bebidas. Los consejos que siguen se pensaron para ayudar a que su negocio mejore la eficiencia del equipo de refrigeración, reduciendo así los costos de funcionamiento, ahorrando energía y previniendo la contaminación.

Para medir y comparar su consumo de energía actual con el de tiendas de comestibles similares en todo el país, puede utilizar la herramienta para mediciones comparativas que clasifica a su tienda en una escala de 1 a 100. Si es responsable de una tienda o de 100, la medición comparativa periódica de la energía es un paso crítico en el manejo de la misma.

Consejos sobre la refrigeración

Para ayudar a ahorrar dinero y energía en las necesidades de refrigeración, he aquí algunos consejos que no acarrean ningún costo:

Mantenga las puertas cerradas: Las fluctuaciones repetidas de temperatura deterioran la calidad de los alimentos y cuestan dinero.

Compruebe los ajustes de temperatura: Si los ajustes son por debajo de lo que se necesita, es probable que esté derrochando energía. Los ajustes más comunes que se recomiendan son entre -14 grados y -8 grados Fahrenheit para los congeladores y entre 35 grados y 38 grados Fahrenheit para los refrigeradores.

Limpie las serpentinas de enfriamiento: La acumulación de tierra impide la transferencia correcta de calor y reduce la eficacia y capacidad de los refrigeradores.

Compruebe las juntas de las puertas: La hermeticidad y el cierre adecuados de las puertas previenen que el aire caliente entre a la unidad, lo cual reduce la cantidad de energía para la refrigeración y evita la acumulación de escarcha. Utilice esta regla general: Si se puede deslizar un billete por la junta de la puerta, ajuste la junta.

Haga mantenimiento del equipo: Realice el mantenimiento programado de las unidades y mantenga las serpentinas del evaporador limpias y libres de hielo.

Haga los deberes: Observe cómo otras tiendas de comestibles, de artículos varios y restaurantes han ahorrado energía en los sistemas de refrigeración.

Recursos adicionales

Infórmese más acerca de las tecnologías y prácticas siguientes que se pueden aplicar en las instalaciones de tiendas de comestibles y artículos varios.


Para obtener más información sobre las oportunidades para el uso eficiente de la energía, pruebe estos recursos que se ofrecen por Internet:

Producido en colaboración con la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa, Business Gateway y ENERGY STAR