USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Toma de decisiones

Consejos para tomar decisiones sabias 

A medida que maneje su negocio, tendrá que enfrentarse a importantes decisiones que pueden afectar el futuro de su empresa. Esto puede parecer estresante, pero tenga en cuenta los siguientes consejos y se encontrará tomando decisiones más acertadas rápidamente:

  • Defina, con la mayor precisión posible, cuál decisión debe tomar. ¿Esta es verdaderamente su decisión o de alguien más? ¿Realmente necesita tomar una decisión? (Si no tiene por lo menos dos opciones, no hay ninguna decisión que tomar.) ¿Cuándo se debe tomar la decisión? ¿Por qué esta decisión es importante para usted?
     
  • Realice una tormenta de ideas y escriba todas las alternativas que se le ocurran. Asegúrese de utilizar sus recursos (familiares y amigos con experiencia, Internet, etc.) para obtener más información acerca de las consecuencias de cada opción.
     
  • Visualice el resultado de cada alternativa. ¿Se siente más satisfecho con un resultado que con los otros?
     
  • Realice una verificación de la realidad. Tache las alternativas que tienen más probabilidad de no producirse.
     
  • Una vez que haya tomado su decisión, trabaje sobre la misma. Preocuparse o anticiparse sólo le causarán estrés. Ha hecho lo mejor que ha podido. ¡Recuerde, ninguna decisión es inamovible!

Errores comunes en la toma de decisiones 

¿Alguna vez ha intentado aprender diez cosas nuevas a la vez? Si lo ha hecho, sabe que es muy fácil abrumarse y terminar aprendiendo muy poco. Eso se debe a la forma en que funciona el cerebro. Nuestro cerebro filtra y clasifica la información para que podamos entender el mundo que nos rodea sin sentirnos abrumados por el mismo. Nos metemos en problemas cuando no podemos darnos cuenta de que muchas de las percepciones que tenemos se basan en lo que la sociedad (es decir, los padres, los maestros, la iglesia, todas las instituciones, etc.) nos enseña, y no lo que sabemos que es verdad. Estos son algunos errores comunes que los líderes encuentran cuando tratan de tomar una decisión:

  • Depender demasiado de la información de expertos. A menudo, la gente tiene una tendencia a hacer demasiado hincapié en lo que dicen los expertos. Recuerde, los expertos sólo son humanos y tienen su propio conjunto de sesgos y prejuicios al igual que el resto de nosotros. Al buscar información de muchas fuentes diferentes, obtendrá información más confiable que si concentra toda su energía en una sola fuente.
     
  • Sobreestimar el valor de la información recibida de otros. Las personas tienen una tendencia a sobreestimar el valor de ciertas personas en nuestra sociedad y subestimar el valor de los demás. Por ejemplo, los expertos, las figuras de autoridad, los padres, los grupos de alto estatus, las personas que parecen tener todo bajo control, y las personas que respetamos tienen una manera de influir en nuestra opinión basado simplemente en el hecho de que creemos que saben más que nosotros. Cuando se encuentre en esta situación, pregúntese a sí mismo: ¿Saben tanto como yo acerca de este problema? ¿Sus valores son iguales a los míos? ¿Han tenido experiencias personales con un problema similar al mío? En otras palabras, mantenga sus opiniones en perspectiva.
     
  • Subestimar el valor de la información recibida de otros. Nos demos cuenta o no, también tenemos una tendencia a descartar información que recibimos de otras personas, tales como los niños, grupos de estatus bajo, las mujeres (sí, ¡créalo!), las personas mayores, las amas de casa, los obreros, artistas, etc. Esto es lamentable, ya que muchas veces estos grupos pueden pintar un buen cuadro del otro lado de su problema. En otras palabras, estos grupos pueden utilizar valores y percepciones totalmente diferentes en sus respuestas a sus preguntas. El resultado es una perspectiva más amplia de lo que son realmente los problemas. Sólo tiene que tomar nota que si se encuentra descartando la información que recibe de alguien, asegúrese de preguntarse por qué.
     
  • Sólo escucha lo que quiere escuchar o ve lo que quiere ver. Pruebe este ejercicio. Pídale a un amigo que mire a su alrededor y que tome nota de todo lo que es verde. Ahora, pídale que cierre los ojos. Una vez que sus ojos están cerrados, pídale que le diga lo que es rojo a su alrededor. Casi todos a quienes les pregunte no podrán decirle qué era rojo porque se enfocaron en lo que era verde. Nuestras percepciones funcionan de la misma manera. Si tenemos expectativas o prejuicios de los cuales no estamos al tanto, tendemos a ver lo que queremos ver. Del mismo modo, si alguien intenta decirnos algo que no queremos escuchar, simplemente no los escuchamos. Este es un error común que muchas personas cometen. La clave está en ser consciente de sus propios prejuicios y expectativas y al mismo tiempo estar abierto a todo lo que pase por su camino.
     
  • No escuchar a sus sentimientos o reacciones instintivas. ¿Alguna vez ha tomado una decisión la cual ocasionó un gran dolor de estómago o dolor de cabeza? Es su cuerpo el que le está hablando. Nuestros cerebros están constantemente recibiendo más información de la que podemos procesar conscientemente. Toda esta información adicional queda enterrada en nuestro subconsciente. Aunque no podemos recuperar esta información, nuestro cuerpo la almacena para nosotros hasta que sea necesaria. En momentos en los que necesitamos tomar una decisión, nuestros cuerpos ofrecen pistas para la respuesta a través de los sentimientos o las reacciones instintivas. Desafortunadamente, nuestra sociedad nos enseña a ignorar estos sentimientos, pero al seguir su intuición, encontrará que tomará mejores decisiones a largo plazo.

Hacer tiempo 

Ha pensado en ir a trabajar temprano para terminar el proyecto que debe presentar hoy, pero ahora el auto no arranca. Sabe que escribió el nombre del mecánico en algún lugar, pero no puede recordar dónde lo puso. Busca frenéticamente en sus notas, pero no puede encontrarlo en ningún lugar. No hay ninguna manera en que va a tener tiempo para terminar su proyecto. Empieza a entrar en pánico.

El reloj sigue corriendo.

La mayoría de nosotros nos hemos sentido abrumados en un momento u otro. Con las agitadas agendas de trabajo, las responsabilidades familiares y los compromisos sociales, simplemente no parece haber suficiente tiempo para todo lo que necesitamos y lo que queremos hacer. Sin embargo, hay una luz al final del túnel. Aunque la vida siempre nos proporcionará sus pequeños giros y vueltas, una vez que aprendemos a administrar nuestro tiempo de manera sabia, una gran parte del caos del día a día en nuestras vidas se puede reducir o incluso eliminar.

El primer paso para aprender a administrar su tiempo es desarrollar un programa de trabajo general. Su programa de trabajo debe incluir el tiempo para usted mismo, así como para el mantenimiento de su negocio.

Después de haber definido los elementos principales de su carga de trabajo, el siguiente paso consiste en establecer prioridades, al identificar los plazos principales, los elementos de mantenimiento de rutina y el tiempo para relajarse y divertirse. Responder preguntas como cuánto tiempo tengo para tomar esta decisión, terminar esta tarea o comunicarme con esta persona,  le ayudará a empezar a identificar qué es lo que debe hacerse inmediatamente frente a lo que puede esperar. El establecimiento de prioridades depende de los plazos de entrega, el número de personas que debe llamar para obtener la información que necesita, y si puede delegar u obtener ayuda de los demás. Si participa en proyectos grupales, reserve tiempo adicional para la comunicación y la resolución de problemas.

Una vez que haya identificado sus prioridades, mire todas las opciones para llevarlas a cabo. Evalúe y siga adelante con las que sienta que son las más útiles para usted. El único tiempo para considerar el cambio de enfoques a mitad de la tarea es cuando sabe que el cambio ahorrará tiempo. En caso de duda, lo mejor es considerar la dirección en la que comenzó.

Al establecer su programa de trabajo e identificar sus prioridades, ya ha comenzado el camino hacia un manejo del tiempo más eficaz. Otras sugerencias para la administración del tiempo que puede encontrar útiles para administrar tanto su vida empresarial, así como su vida personal, incluyen las siguientes:

  • Contratar las tareas. Contrate las tareas para las cuales no tiene experiencia para completarlas. Su cliente apreciará su honestidad y esfuerzo para obtener el mejor resultado.
     
  • Comience con la tarea más preocupante. Empiece en la mañana, la tarde o la noche, con la tarea más preocupante. Esto reducirá el nivel de ansiedad para la siguiente tarea.
     
  • Complete el trabajo antes del plazo. Esto no sólo reducirá el estrés y aliviará su programa de trabajo, sino que también le dará más confianza en sí mismo sobre la administración de su programa.
     
  • Conozca su capacidad para el estrés. Cuando tiene una sobrecarga de trabajo, tome el descanso que necesita (incluso si es corto) cuando lo necesite.
     
  • Permanezca organizado. Tome su tiempo al final de cada jornada para organizar su escritorio brevemente y hacer listas de recordatorios de las tareas para el día siguiente o la semana siguiente.
     
  • Aproveche el tiempo de inactividad. Permítase cierto tiempo de inactividad entre periodos de gran actividad para revisar su programación y reevaluar sus prioridades.
     
  • Haga ejercicios físicos. El ejercicio físico, como caminar, montar en bicicleta, nadar, o las actividades deportivas organizadas, ayudan a descargar el estrés. Los estiramientos, yoga, saltar la cuerda, hacer abdominales, jugar con los niños, o trabajar en el jardín son otros tipos de descansos terapéuticos que debe considerar durante momentos de estrés.
     
  • Diviértase. Asegúrese de tener un poco de diversión mientras está trabajando o jugando; un buen sentido del humor puede conservar la mayoría de los problemas en perspectiva.
     
  • Divida su tiempo. Decida cuánto tiempo gastar en el desarrollo de negocios, las necesidades personales, el voluntariado, y la familia. Comience al asignar un 25 por ciento de su tiempo para usted mismo. Cada vez que haga un compromiso, establezca un cronograma para su participación. Recuerde que el mantenimiento toma por lo menos el 25 por ciento del tiempo que usted pasa en cualquier proyecto bien sea si es de negocios, el matrimonio, o prestar servicio en la junta de una organización sin fines de lucro.
     
  • Cree flexibilidad en su programa. Su disponibilidad para la familia y los amigos depende de la flexibilidad que incluya en su programa. Las mujeres propietarias de empresas con frecuencia tienen la responsabilidad primordial de asegurarse de que se atienda a los miembros de su familia cuando son dependientes o están enfermos, por lo tanto, es necesario dejar algo de tiempo en su programa para emergencias o para tener buenos recursos de respaldo. Conozca a sus vecinos para que sepa a quién llamar cuando necesite ayuda en tiempos de crisis.

En un panorama más general, considere la relación entre su vida empresarial y su vida personal. Sea lo más realista posible cuando conteste las siguientes preguntas, teniendo en cuenta lo que es más importante para usted:

  • ¿Cuáles son sus objetivos a largo plazo? ¿Los objetivos de su pareja?
     
  • ¿Dónde están los conflictos, y dónde están las similitudes?
     
  • ¿Qué es lo que realmente quiere hacer? Indique todas las formas posibles para lograrlo.
     
  • ¿Cuánto tiempo le tomará alcanzar su meta?
     
  • ¿Cómo su cronograma y objetivos afectan a su familia (padres, hermanos, pareja, hijos)?
     
  • ¿Cómo entran en conflicto o no coinciden con los objetivos de su negocio sus metas personales?
     
  • ¿Cuánto tiempo puede donar a programas comunitarios?
     
  • ¿Ha hablado sobre sus metas personales con su socio de negocios?
     
  • ¿Ha hablado sobre sus metas empresariales con su pareja?

No subestime el efecto que el estrés emocional tiene en su salud física y su capacidad para concentrarse en su trabajo o disfrutar el tiempo con su familia. Asegúrese de tener tiempo para las personas y eventos importantes en su vida.