USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Sociedad

Una sociedad es un negocio individual en el cual dos o más personas comparten la propiedad.

Cada socio contribuye con todos los aspectos de la empresa, incluyendo dinero, propiedad, mano de obra o destreza. A cambio, cada socio comparte los beneficios y pérdidas de la empresa.

Debido a que las sociedades implican más de una persona en el proceso de toma de decisiones, es importante discutir una amplia variedad de asuntos con antelación y desarrollar un acuerdo de sociedad legal. Este acuerdo debe documentar cómo se tomarán las futuras decisiones de la empresa, incluyendo cómo los socios dividirán los beneficios, resolverán disputas, cambiarán la propiedad (incluir nuevos socios o excluir socios actuales) y cómo disolver la sociedad. Aunque los acuerdos de la sociedad no se requieren legalmente, se recomiendan encarecidamente y se considera extremadamente arriesgado funcionar sin uno.

Tipos de sociedades

Existen tres tipos generales de acuerdos de sociedades:

  • La Sociedad General supone que los beneficios, obligaciones y deberes de administración se dividen por igual entre los socios. Si opta por una distribución desigual, se debe documentar los porcentajes asignados a cada socio en el contrato de la sociedad.
  • Sociedades Limitadas (también conocidas como sociedades de responsabilidad limitada) son más complejas que las sociedades generales. Las sociedades limitadas permiten a los socios tener una responsabilidad limitada, así como una aportación limitada en las decisiones de administración. Estos límites dependen del alcance del porcentaje de inversión de cada socio. Las sociedades limitadas son atractivas para los inversionistas de proyectos a corto plazo.
  • Las empresas conjuntas actúan como una sociedad general, pero solo por un periodo de tiempo limitado o para un solo proyecto. Los socios en una empresa conjunta pueden ser reconocidos como una sociedad continua si continúan la sociedad, pero deben registrarse como tales.

Formación de una sociedad

Para formar una sociedad, usted debe registrar su negocio en su estado, un proceso que por lo general se hace a través de la oficina del Secretario de Estado.

Usted también deberá establecer el nombre de su empresa. Para sociedades, su nombre legal es el nombre dado en su acuerdo de sociedad o los apellidos de los socios. Si usted decide operar bajo un nombre diferente al nombre registrado oficialmente, posiblemente usted tendrá que presentar un nombre ficticio (también conocido como nombre falso, nombre comercial o nombre DBA, abreviación de “haciendo negocios como”).

Una vez que se registra su negocio, usted debe obtener licencias y permisos para la empresa. Las regulaciones varían por la industria, estado y localidad. Utilice nuestra herramienta de Licencias y Permisos (en inglés) para encontrar una lista de permisos, licencias y registros federales, estatales y locales que usted necesitará para dirigir un negocio.

Si usted está contratando empleados, lea más acerca de las regulaciones federales y estatales para empleadores.

Impuestos de sociedades

La mayoría de las empresas necesitarán registrarse en el IRS, registrarse en agencias de impuestos sobre la renta estatales y locales, y obtener un permiso o número de identificación tributaria

Una sociedad debe presentar una “declaración de información anual” para informar la renta, descuentos, ganancias y pérdidas de las operaciones de la empresa, pero el propio negocio no paga impuestos sobre la renta. Por el contrario, la empresa “transfiere” cualquier beneficio o pérdidas a sus socios. Los socios incluyen su respectiva participación de la renta o pérdida de la sociedad en sus declaraciones de impuestos personales.

Los impuestos de sociedades por lo general incluyen:

  • Declaración anual de rentas
  • Impuestos al empleo
  • Impuestos al consumo

Los socios en la sociedad son responsables de varios impuestos adicionales, incluyendo:

  • Impuesto sobre la renta
  • Impuesto al trabajo autónomo
  • Impuesto estimado

Presentar información para sociedades:

  • Las sociedades deben presentar copias de su Apéndice K-1 (Formulario 1065) a todos los socios para la fecha en que se exige presentar el Formulario 1065, incluyendo extensiones.
  • A los Socios no son empleados y no se les debe emitir un Formulario W-2.

La guía del IRS para la Sociedad proporciona todas las formas de impuesto relevantes e información adicional relacionada con su propósito y uso.

Ventajas de una sociedad

  • Fácil y barata. Por lo general, las sociedades son una estructura de negocios barata y que se puede constituir fácilmente. La mayoría del tiempo que se invierte para iniciar una sociedad con frecuencia se centra en desarrollar el acuerdo de la sociedad.
  • Compromiso financiero compartido. En una sociedad, cada socio tiene una inversión por igual en el éxito dla empresa. Las sociedades tienen la ventaja de agrupar recursos para obtener capital. Esto podría ser beneficioso en términos de garantizar crédito o simplemente duplicando su capital inicial.
  • Habilidades complementarias. Una buena sociedad debe cosechar los beneficios de ser capaz de utilizar las fortalezas, recursos y experiencia de cada socio.
  • Incentivos de la sociedad para los empleados. Las sociedades tienen una ventaja de empleo sobre otras entidades si ofrecen a los empleados la oportunidad de convertirse en socios. Los incentivos de la sociedad con frecuencia atraen a empleados altamente motivados y calificados.

Desventajas de una sociedad

  • Responsabilidad conjunta e individual. Similar a los propietarios únicos, las sociedades conservan una responsabilidad compartida y total entre los propietarios. Los socios no solo son responsables de sus propias acciones, sino también de las deudas de la empresa y las decisiones tomadas por otros socios. Además, los activos personales de todos los socios se pueden usar para satisfacer la deuda de la sociedad.
  • Desacuerdos entre socios. Al haber múltiples socios, con seguridad habrá desacuerdos. Los socios se deben consultar entre sí sobre todas las decisiones, hacer compromisos y resolver disputas de una forma tan amigable como sea posible.
  • Beneficios compartidos. Debido a que las sociedades son de propiedad conjunta, cada socio debe compartir sus éxitos y beneficios con los otros socios. Un aporte desigual de tiempo, esfuerzo o recursos puede producir discordia entre los socios.