USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Propietario único

Un propietario único es la estructura más simple y más común elegida para comenzar un negocio. Es un negocio no incorporado propiedad de un individuo y operado por este, sin distinción entre el negocio y usted, el propietario. Usted tiene derecho a todos los beneficios y es responsable de todas las deudas, pérdidas y obligaciones de su negocio.

Constitución de un negocio de propietario único

Usted no tiene que tomar ninguna acción formal para constituir un negocio de propietario único. Siempre que usted sea el propietario único, esta condición proviene automáticamente de sus actividades comerciales. De hecho, usted ya puede poseer uno sin saberlo. Si usted es un escritor independiente, por ejemplo, es un propietario único.

Pero, como todos los negocios, usted necesita obtener las licencias y permisos necesarios. Las regulaciones varían por la industria, estado y ubicación. Utilice la herramienta de Licencias y permisos (en inglés) para encontrar un listado de los permisos, licencias y registros federales, estatales y locales que necesita para operar una empresa.

Si usted decide operar bajo un nombre diferente al suyo, usted probablemente tendrá que presentar un nombre ficticio (conocido también como nombre falso, nombre comercial o nombre DBA, abreviación de “haciendo negocios como”). Usted debe seleccionar un nombre original; no puede haber sido reclamado por otro negocio.

Impuestos de propietario único

Debido a que usted y su negocio son lo mismo, el propio negocio no es tributado por separado – el ingreso como propietario único es su ingreso. Usted reporta renta y/o pérdidas y gastos con un Apéndice C y el Formulario 1040 estándar. El “monto resultante” del Apéndice C se transfiere a su declaración personal de impuesto. Su responsabilidad es retener y pagar todos los impuestos sobre la renta, incluyendo impuestos estimados y por trabajo autónomo. Usted puede encontrar más información sobre impuestos como propietario único y otros formularios en IRS.gov.

Ventajas de ser un propietario único.

  • Se constituye de manera fácil y económica: Un propietario único es la estructura de negocios más sencilla y menos costosa de establecer. Los costos son mínimos, y los costos legales se limitan a obtener la licencia o permisos necesarios.
  • Control completo. Puesto que usted es el único dueño de la empresa, usted tiene control completo sobre todas las decisiones. A usted no se le exige consultar con nadie más cuando necesita tomar decisiones o desea hacer cambios.

  • Preparación fácil de impuestos. Su negocio no es tributado por separado, de modo que es fácil cumplir con los requisitos de reporte de impuesto para un propietario único. Las tasas de impuesto también son las menores de las estructuras de negocios.

Desventajas de un propietario único.

  • Responsabilidad personal ilimitada. Como no hay separación legal entre usted y su negocio, usted puede ser considerado personalmente responsable por las deudas y obligaciones de la empresa. Este riesgo se extiende a cualquier obligación incurrido como resultado de las acciones del empleado.

  • Difícil recaudar dinero. Los propietarios únicos con frecuencia enfrentan desafíos al tratar de recaudar fondos. Puesto que usted no puede vender acciones en el negocio, los inversionistas no invertirán con frecuencia. Los bancos también titubean cuando se trata de prestar dinero a un propietario único debido a la percepción de falta de credibilidad cuando se trata de reembolsar el dinero si el negocio fracasa.

  • Carga pesada. La otra cara del control completo es la carga y presión que puede imponer. Usted es exclusivamente responsable en última instancia por los éxitos y fracasos de su negocio.