USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Otorgar crédito a sus clientes

Al otorgar crédito a sus clientes, se les da la opción de comprar productos o servicios hoy y pagarlos en una fecha posterior. Cuando su empresa acepta pagos con tarjetas de crédito y cheques o facturas personales, está esencialmente otorgando crédito en el supuesto que los clientes tienen los fondos para pagar por la transacción.

Al otorgar crédito a los clientes a través de los pagos con tarjeta, la empresa de tarjetas de crédito absorbe el riesgo. Al otorgar crédito a través de las facturas o cheques personales, usted es responsable de verificar y aceptar los pagos y es usted quién absorbe los riesgos.

Otorgar crédito a través de las facturas es común en algunas industrias como la construcción o la manufactura, pero puede no ser práctico para todos los negocios. Para decidir si el otorgar crédito es adecuado para su negocio, sopese los beneficios y riesgos asociados.

  • La opción de crédito permite a los clientes centrarse menos en los precios, mejora la relación con los clientes, y tiene el potencial para generar más ventas.
     
  • El otorgar crédito cuesta dinero. Cuando vende algo a crédito, no tendrá el pago en caja y tendrá que recuperar temporalmente el costo de otras áreas de su capital de trabajo.
     
  • Si sus clientes no le pagan, podría verse en un largo y difícil proceso de solución, mismo que podría no terminar a su favor.
     
  • Pregúntese antes de extender un crédito si existe una necesidad de negocios importante. El otorgar crédito podría ser el factor que mantiene a flote su negocio si hace que sea más fácil para sus clientes comprarle. Sin embargo, si no es necesario puede que no valga la pena el tiempo ni el papeleo adicional.

Establezca prácticas de crédito

Antes de otorgar crédito a los clientes, asegúrese de establecer políticas detalladas y comprender las leyes de protección al consumidor.

  • Determine a quién se le otorgará crédito tales como a clientes individuales u otros negocios. Verifique la solvencia de todos los clientes antes de comprometerse a otorgarles crédito.
     
  • Desarrolle directrices de pago claras y consistentes. Sus facturas deben indicar cuándo vence el pago, cuándo será considerado moroso, y con quién comunicarse para aclarar dudas.
     
  • Determine cómo les va a cobrar o a facturar a sus clientes. ¿Usted o sus empleados solicitarán sus pagos por correo electrónico, o va a contratar a otra empresa para manejar la facturación?
     
  • Debe crear un plan para cobrar los pagos atrasados o en mora. Sin importar el tipo de solicitudes o documentos que utilice para sus operaciones de crédito, asegúrese de obtener toda la información de sus clientes por escrito. A cambio, les proporcionará una copia de su política de pago, lo que explica en detalle cómo se aplicarán las sanciones a los pagos retrasados y cómo va a manejar las cuentas sin pagar. Es importante contar con esta documentación en caso de que se produzca una operación de crédito fraudulento o delictivo.

Cumpla con las Leyes crediticias de consumo

Si su negocio otorga crédito a los clientes, debe estar al tanto sobre las leyes crediticias de consumo. La Comisión Federal de Comercio (FTC) hace cumplir las leyes de protección al consumidor a nivel nacional. Estas leyes regulan cómo anunciar las tasas de interés, la cantidad de tiempo que tiene para responder a reclamos de facturación por error, qué tan agresivo puede ser al intentar cobrar una deuda, y otros aspectos sobre la otorgación de crédito y el cobro de deudas.

Como lidiar con los clientes en quiebra y el cobro de la deuda

¿Qué sucede cuando un cliente se niega a pagar una cuenta? Cuando haya ido más allá de la adición de penalizaciones por retraso y todavía no ha visto ningún pago, consulte con su agencia local de protección del consumidor para entender sus opciones y las leyes estatales. Esta información le ayudará a decidir si debe informar de estas medidas a la policía, emplear una agencia de cobros, o intentar arreglar el pago por otros medios. Dependiendo de las leyes locales y la severidad de las operaciones morosas, puede ser más barato simplemente absorber la deuda.

Podría verse en una situación en la que un cliente al que le ha otorgado crédito se declara en quiebra. En este caso, el deudor tiene entonces el beneficio de una suspensión automática inmediatamente después de presentar una petición de bancarrota. Este amparo le impide a usted ejecutar cualquier otra acción para tratar de cobrar la deuda a menos o hasta que la corte de bancarrota decida otra cosa.

Si la corte falla a su favor, aún puede ser necesario adoptar medidas adicionales para recibir el pago. Tal acción puede incluir comunicarse con el acusado, o en algunos casos, brindar la información necesaria del acusado a un oficial de la ley a fin de que le pueda ayudar a recolectar los fondos de la deuda.

La mejor manera de resolver estas situaciones es prevenir que sucedan por medio de estrictas políticas de crédito y mediante la realización de evaluaciones apropiadas de riesgo antes de otorgar cualquier crédito.

Derecho de retención de construcción

Los derechos de retención de construcción y de proveedor de materiales tienen regulaciones específicas que se aplican a sus industrias en los casos en que los clientes acreditados no logren hacer sus pagos. Existen derechos de retención en la mayoría de los Estados que proporcionan derechos de cobro especial a aquellos que brindan servicios o materiales de construcción que se utilizan para mejorar una propiedad. Si no se paga la deuda, el derecho de retención se puede embargar y la propiedad se venderá para pagar la obligación. Para obtener más información sobre las leyes específicas que regulan estas deudas, visite el Departamento de Asuntos o Protección del Consumidor de su estado.