USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Corporación

Corporación (Corporación C)

Una corporación (algunas veces llamada una corporación C) es una entidad legal independiente propiedad de accionistas. Esto quiere decir que la propia corporación, no los accionistas que son sus propietarios, es la que se considera legalmente responsable de las acciones y deudas en que incurra el negocio.

Las corporaciones son más complejas que otras estructuras de negocios porque tienden a tener honorarios administrativos costosos y requisitos legales y fiscales complejos. Debido a estos problemas, las corporaciones por lo general se sugieren para compañías establecidas y más grandes con muchos empleados.

Para negocios en esa posición, las corporaciones ofrecen la capacidad para vender acciones en propiedad en la empresa a través de ofertas de acciones. Ingresar al régimen de venta pública de acciones a través (en inglé) de una oferta pública inicial (OPI) es un punto de venta importante para atraer capital de inversión y empleados de alta calidad.

Formación de una corporación

Una corporación se forma bajo las leyes del estado en el que está registrada. Para formar una corporación, usted deberá establecer su nombre comercial y registrar su nombre legal en el gobierno de su estado. Si usted decide operar bajo un nombre diferente al nombre registrado oficialmente, posiblemente tendrá que presentar un nombre ficticio (conocido también como nombre falso, nombre comercial o nombre DBA, que es la abreviatura de “hacer negocios como”). Las leyes estatales varían, pero en general, las corporaciones deben incluir una designación corporativa (Corporación, Incorporado, Limitada) al final del nombre comercial.

Para registrar su negocio (en inglés) como una corporación, usted debe presentar ciertos documentos, por lo general, estatutos, en la oficina del Secretario de Estado de su estado. Algunos estados requieren que las corporaciones establezcan directores y emitan certificados de acciones a accionistas iniciales en el proceso de registro. Comuníquese con la oficina de registro de entidades comerciales de su estado para averiguar sobre requisitos de presentación específicos en el estado donde usted forma su negocio.

Una vez que su empresa está registrada, debe obtener las licencias y permisos empresariales. Las regulaciones varían por la industria, estado y localidad. Utilice nuestra herramienta de Licencias y Permisos (en inglés) para encontrar una lista de permisos, licencias y registros federales, estatales y locales que usted necesitará para dirigir un negocio.

Si está contratando empleados, lea más acerca de los reglamentos federales y estatales para los empleadores.

Impuestos corporativos

A las corporaciones se les requiere que paguen impuestos federales, estatales y, en algunos casos, locales. La mayoría de los negocios deben registrarse en el IRS y en las agencias estatales y locales de la renta, y recibir un permiso o número de identificación tributaria.

Cuando usted forma una corporación, usted crea una entidad separada que paga impuestos. Las corporaciones regulares se llaman “Corporaciones C” porque el Subcapítulo C del Capítulo 1 del Código de Rentas Internas es donde usted encuentra normas generales tributarias que afectan a corporaciones y sus accionistas.

A diferencia de los propietarios individuales y las sociedades, las corporaciones pagan impuesto sobre la renta de sus beneficios. En algunos casos, a las corporaciones se les tributa dos veces, primero, cuando la compañía produce un beneficio, y de nuevo cuando se pagan dividendos a los accionistas sobre sus declaraciones personales de impuesto. Las corporaciones utilizan el Formulario 1120 o 1120-A del IRS, una declaración de impuestos sobre la renta de corporaciones al gobierno federal.

Los accionistas que también son empleados pagan impuesto sobre la renta sobre sus sueldos. La corporación y el empleado cada uno paga la mitad de los impuestos del Seguro Social y Medicare, pero por lo general este es un gasto comercial deducible.

Lea más sobre requisitos de impuesto para Corporaciones en IRS.gov

Ventajas de una corporación

  • Responsabilidad limitada. Cuando se trata de asumir responsabilidad por deudas de negocios y acciones de una corporación, los activos personales de los accionistas están protegidos. Por lo general, los accionistas solo pueden considerarse responsables de su inversión en acciones de la compañía.
  • Capacidad para generar capital. Las corporaciones tienen una ventaja cuando se trata de recaudar capital para su negocio – la capacidad para recaudar fondos a través de la venta de acciones.
  • Tratamiento de Impuestos Corporativos. Las corporaciones presentan impuestos por separado de sus propietarios. Los propietarios de una corporación solo pagan impuestos sobre beneficios corporativos pagados a ellos en la forma de salarios, bonificaciones y dividendos, mientras que a cualquier beneficio adicional se le asigna una tarifa tributaria corporativa, que por lo general es menor que una tarifa de impuesto sobre la renta.
  • Atractivas para posibles empleados, las Corporaciones por lo general pueden atraer y contratar empleados de alta calidad y motivados pues ofrecen beneficios competitivos y la posibilidad de una propiedad parcial a través de las opciones de acciones.

Desventajas de una corporación.

  • Tiempo y dinero. Las corporaciones son empresas costosas y que consumen tiempo para iniciarlas y ponerlas a funcionar. La incorporación requiere de costos iniciales, operativos y tributarios que la mayoría de las otras estructuras no requieren.
  • Doble Tributación. En algunos casos, las corporaciones son tributadas dos veces; primero, cuando la compañía produce un beneficio, y de nuevo cuando los dividendos son pagados a los accionistas.
  • Documentos adicionales. Debido a que las corporaciones están altamente reguladas por agencias federales, estatales y, en algunos casos, federales, hay documentos y registros adicionales asociados con esta entidad.