USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Alquiler de espacio comercial

Alquilar un espacio para oficinas comerciales es uno de los gastos más grandes que realizan las empresas nuevas y en expansión, por lo que es importante realizar la debida diligencia. Estos son algunos consejos para negociar un alquiler comercial para su pequeña empresa.

Contrato de alquiler

La renta y el plazo del alquiler son los primeros puntos de negociación. Por lo general, se recomienda que las pequeñas empresas negocien alquileres de uno o dos años con opción de renovación. También deberá tener en cuenta los aumentos en la renta durante un plazo y las opciones de renovación para que no pague aumentos de renta inesperados y sin aviso.

Considere la idea de trabajar con un agente que lo ayude a negociar con el propietario. Además, es importante consultar a un abogado con conocimiento en bienes raíces; por lo general, pueden recomendarle la opción adecuada para usted y proteger sus intereses cuando negocia su alquiler a través del agente.

Gastos

Además del pago mensual del alquiler, averigüe qué gastos deberá pagar aparte de la renta.

Los propietarios de bienes raíces comerciales suelen incorporar gastos adicionales al alquiler, como tarifas de mantenimiento, y mantenimiento de instalaciones compartidas (Mantenimiento de área común [CAM]), entre otros. Otros gastos a tener en cuenta son los servicios públicos. Estos costos suelen ser responsabilidad del inquilino, por lo que recomendamos que averigüe cómo se calculan. ¿Se calculan individualmente o se reparten por pie cuadrado? Investigue para descubrir estas "tarifas ocultas" y políticas y obtener ejemplos de costos que suelen ser responsabilidad del inquilino.

Mantenimiento y reparación

Mientras que la carga de mantenimiento de los alquileres residenciales suele caer en los hombros del propietario, los alquileres comerciales son distintos. Los alquileres comerciales varían con respecto al mantenimiento y la reparación: algunos estipulan que el inquilino es responsable de las reparaciones y el mantenimiento de toda la propiedad, mientras que otros estipulan que el inquilino es responsable de los sistemas, como el aire acondicionado, la plomería, etc.

Lea el contrato de alquiler

Asegúrese de leer el contrato de alquiler en detalle y contrate a un abogado especializado en bienes raíces comerciales para que lo asista con las cláusulas y la letra pequeña.

Proteja su empresa

Para proteger su inversión y sus intereses empresariales a largo plazo, vale la pena investigar y negociar algunas posibles cláusulas adicionales a su contrato de alquiler. Pueden incluir:

  • Subalquiler: genera cierta flexibilidad y le permite subalquilar su espacio a otras empresas.
  • Cláusula de exclusividad: evita que el propietario alquile otros espacios de la propiedad a un competidor directo de su empresa.
  • Coinquilino: si el inquilino principal de la propiedad cierra su empresa, un contrato de coinquilino puede protegerlo de una posible pérdida de clientes, lo que le permite anular el alquiler si el propietario no reemplaza al inquilino principal en un plazo determinado.

¿Qué sucede ante el incumplimiento?

En el caso de que no cumpla con el pago de su alquiler, estos son los pasos que lo protegerán durante el proceso de negociación del alquiler. Averigüe qué estipula el contrato del alquiler. ¿Se le negará el acceso inmediatamente? ¿El propietario iniciará procedimientos de desalojo? ¿Puede negociar una extensión del plazo? Puede pagar únicamente la renta del mes actual en lugar del monto restante adeudado del alquiler?