USA flagUn sitio web oficial del Gobierno de los Estados Unidos

Historia

Aprenda sobre los orígenes de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa de los EE.UU.

Desde su fundación el 30 de julio de 1953, la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa ha entregado millones de préstamos, garantía de préstamos, contractos, sesiones de asesoramiento y otras formas de ayuda para las pequeñas empresas.

La SBA se estableció oficialmente en 1953, pero su filosofía y misión comenzaron a tomar forma años antes en una cantidad de agencias que la precedieron, principalmente como respuesta a las presiones de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

Primeras versiones de la SBA

La Reconstruction Finance Corporation (RFC), creada por el Presidente Herbert Hoover en 1932 para aliviar la crisis financiera de la Gran Depresión, fue el “abuelo” de la SBA; La RFC básicamente fue un programa de préstamos federales para todas las empresas afectadas por la depresión, grandes o pequeñas. Fue adoptado como proyecto personal por el sucesor de Hoover, el Presidente Franklin D. Roosevelt, y su personal estaba compuesto por algunos de los trabajadores de Roosevelt más capaces y dedicados.

La preocupación por la pequeña empresa se intensificó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando las grandes industrias reforzaron la producción para acomodar los contratos de defensa en tiempos de guerra y las pequeñas empresas fueron incapaces de competir. Para ayudar a las pequeñas empresas a participar en la producción bélica y darles viabilidad financiera, el Congreso creó la Smaller War Plants Corporation (SWPC) en 1942. La SWPC proporcionó préstamos directos a empresarios privados, alentada por las grandes instituciones financieras para hacer que el crédito estuviera disponible para las pequeñas empresas, y defendió los intereses de la pequeña empresa ante las agencias de compras federales y las grandes empresas.

La SWPC se disolvió después de la guerra, y se trasladaron a la RFC sus facultades para prestar y contratar. En ese momento, la Oficina de la Pequeña Empresa (OSB) del Departamento de Comercio también asumió algunas de las responsabilidades que más tarde se convertirían en los deberes que caracterizan a la SBA. Sus servicios eran básicamente educativos. Debido a la creencia de que la falta de información y conocimientos era la causa principal del fracaso de la pequeña empresa, la OSB produjo folletos y realizó asesoramiento en temas de administración para empresarios individuales.

El Congreso creó otra organización para tiempos bélicos con el fin de manejar las inquietudes de la pequeña empresa durante la guerra de Corea, que esta vez se llamó la Small Defense Plants Administration (SDPA). Sus funciones eran similares a las de la SWPC, excepto que la autoridad máxima de préstamos la retenía la RFC. La SDPA certificó a pequeñas empresas ante la RFC cuando había determinado que las empresas eran competentes para llevar a cabo el trabajo de los contratos gubernamentales.

Para 1952, una jugada fue la eliminación de la RFC. Para continuar las funciones importantes de las agencias anteriores, el Presidente Dwight Eisenhower propuso la creación de una nueva agencia de la pequeña empresa – la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA).

La fundación de la SBA

En la Ley de la Pequeña Empresa del 30 de julio de 1953, el Congreso creó la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa, cuya función era "ayudar, asesorar, colaborar y proteger, en todo lo posible, los intereses de las pequeñas empresas". El acta constitutiva también estipulaba que la SBA aseguraría a las pequeñas empresas una "proporción justa" de los contratos gubernamentales y ventas de excedentes de bienes.

Para 1954, la SBA ya estaba otorgando préstamos directos a empresas y garantizando préstamos bancarios a pequeñas empresas, además de otorgar préstamos a víctimas de desastres naturales, trabajando para obtener contratos gubernamentales de adquisición para pequeñas empresas y ayudando a los propietarios de empresas con la administración y ayuda técnica y capacitación para empresas.

La Ley de Empresas de Inversión de 1958 estableció el Programa de Compañías de Inversión en Pequeñas Empresas (SBIC), bajo la cual la SBA otorgó licencias, reguló y ayudó a proporcionar fondos para firmas de inversión de capital de riesgo, cuya operación y propiedad fueran privadas. Se especializaron en proporcionar deuda de largo plazo e inversiones de capital a pequeñas empresas de alto riesgo. Su creación resultó de un estudio de la Reserva Federal que descubrió que, en los términos más simples, las pequeñas empresas no podían obtener los créditos que necesitaban para mantenerse a tono con los avances tecnológicos.

En 1964, la SBA comenzó a atacar la pobreza mediante el Programa de Igualdad de Oportunidades de Préstamo (EOL). El Programa EOL relajó los requisitos de crédito y garantía para los solicitantes que viven por debajo de la línea de pobreza en un esfuerzo por alentar a las nuevas empresas que no habían podido atraer un respaldo financiero, pero que sin embargo eran sólidas iniciativas comerciales.

La SBA hoy

La SBA ha crecido significativamente en términos de la ayuda total proporcionada y su gama de programas se han diseñado para alentar a las pequeñas empresas en todas las áreas. Ahora los programas de la SBA incluyen ayuda financiera y para obtener contratos federales de adquisición, ayuda en temas de administración y difusión especializadas para mujeres, minorías y veteranos de las fuerzas armadas. La SBA también proporciona préstamos a víctimas de desastres naturales y asesoramiento especializado y ayuda en el comercio internacional.